martes, 21 de octubre de 2008

Atropando esperanza

Güei, los árboles que morrían, y muerren,
escondiéllanse na grana que cuido.
Acuchaos nel frieu, esperando´l calore,
durmen pa soutru dié ruchare.
Hoy los árboles que morían, y mueren,
se esconden en la simiente que cuido.
Arropados en el frío, esperando el calor,
duermen para otro día brotar.

Fran Allegre